Una comida en el jardín


¡Hola a todos!
Aprovechando que venían unos amigos a comer, puse esta mesa que tiene como motivo central el ciruelo de mi jardín.
Al tener el porche de mi casa hecho unos zorros, no tuve más remedio que poner la mesa en el jardín y aunque resultó más incómodo a nivel operativo, visualmente quedó fenomenal, pareciéndonos que estábamos comiendo en medio del campo.


Siguiendo con mi máxima de reciclar cosas que ya no me sirven, tanto el mantel crudo como el de color visón son las antiguas cortinas de mi salón. Por otro lado, con unas tiras de esa misma tela, una antigua cesta de mimbre terminó siendo una preciosa cesta para el pan.


Para seguir dando esos toques rústicos y porque ya sabéis que no tengo jarrones, unos botes de cristal con unas cuantas vueltas de cuerda y de tela sirvieron como recipientes para unas flores y unas hojas verdes que cogí del jardín.



Como un pequeño detalle que aportara algo de color a la mesa, hice estos canutillos con rollos de papel higiénico donde introduje unas ramitas y unas ciruelas. Publicaré el tutorial otro día.


La verdad es que me gustó mucho como quedó la mesa y ... cuando se hizo de noche (estos amigos son de los que se van de madrugada) encendimos la guirnalda de bolas que me traje de un viaje a Camboya, lo que aportó un toque muy especial a la velada.

Comentarios

  1. La verdad es que te lo has currado. Tus amigos debieron de quedar encantados.
    Un saludo
    Yolanda de Olaimar Decor
    www.olaimar-decor.blogspot.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario. ¡Me hace mucha ilusión!.

Entradas populares